MANIFESTACIONES EN BOCA DE ENFERMEDADES SISTÉMICAS

Por/ Ivette Mena, Odontóloga            

 

Existen algunas enfermedades generales, que están precedidas o que durante su desarrollo, pueden presentar manifestaciones o síntomas en la cavidad bucal, que en su mayoría son tratadas por el odontólogo, pero que además pueden facilitar el diagnóstico y tratamiento por parte del médico, cuando son remitidas a tiempo.

Aunque la mayoría de los casos atendidos en la consulta odontológica obedecen a trastornos propios de la cavidad oral, una cifra no despreciable de las consultas corresponde a manifestaciones de enfermedades de otros sistemas orgánicos, de los que el diagnóstico y tratamiento corresponden al Odontólogo y al especialista en Medicina General.

El conocimiento que tenga el odontólogo de dichas manifestaciones, lo lleva a la búsqueda de enfermedades que afectan otros sistemas en compañía de otras especialidades.

Las enfermedades sistémicas son procesos que alteran varios sistemas en el organismo, el origen de estas aun no es claro del todo, pero en gran mayoría de ellas están involucrados procesos inflamatorios y alteraciones en el sistema inmune de la persona.

Las siguientes son algunas de las enfermedades sistémicas más comunes en la consulta odontológica y sus manifestaciones más importantes:

Las lesiones más comunes en los tejidos blandos de la boca (encía, lengua, parte interna de las mejillas), son las úlceras aftosas (fuegos), que en su mayoría no están asociadas a enfermedades sistémicas, pero en algunos casos son manifestaciones de trastornos como el Síndrome de Behcet,  enfermedad de Crohn o enfermedad Celiaca.

El Lupus eritematoso sistémico, es una enfermedad que causa lesiones redondeadas y de color blanco en la mucosa oral, normalmente no dolorosas; El paladar duro y blando pueden presentar placas discoides (placas rojas, levemente elevadas), el paciente puede manifestar la sensación de ardor en la zona.

El VIH/SIDA, tiene una gran variedad de lesiones en cavidad oral, que generalmente se presentan cunado la enfermedad no está controlada, o el paciente desconoce su diagnóstico, algunas son hongos (Candidiasis), lesiones blancas en mejillas o en los costados de la lengua, no dolorosas. También, úlceras o papilomas en la mucosa oral.

La Diabetes Mellitus no controlada, acompañada por mala higiene oral y visitas poco frecuentes al odontólogo, causa alteraciones en la encía y los huesos que sostienen los dientes (hueso alveolar), que conllevan a movilidad y pérdida de piezas dentales, así como deficiencias en la cicatrización, por ejemplo, posterior a una cirugía oral

El Síndrome Sjogren, es una enfermedad sistémica que altera las glándulas salivales y lagrimales, lo que genera que la producción de saliva disminuya de manera importante  y el paciente presente boca extremadamente seca, con consecuencias como dificultad para masticar y deglutir, alteraciones en el gusto, ulceras, fisuras en la lengua y labios, aumento de caries dental.

Esta revisión, no tiene como fin que el paciente se auto diagnostique, es más bien una invitación a que ante cualquier cambio que observe en su cavidad oral, consulte con el odontólogo y que mínimo dos veces al año, haga una consulta, para que el profesional no solo evalué el estado de los dientes, sino también del resto de la cavidad oral (lengua, labios, paladar duro y blando, mejillas, etc) para así poder detectar de manera oportuna cualquier alteración.